Viajarracos: viajes, aventuras y experiencias.

Planes para viajes y aventuras ¡Añade experiencias a tu vida!

Cruz Loma desde el Teleférico. Quito a tus pies.

Uno de los atractivos turísticos de Quito es la subida a Cruz Loma desde el Teleférico de Quito o «TelefériQo». Todos las personas que visitan Quito, por una razón u otra, han subido o bajado con el teleférico. Lo cierto es que sus vistas son espectaculares, la ciudad a tus pies y los volcanes nevados de los Andes de fondo.

Cartel del mirador de los volcanes, anuncia los volcanes Cayambe, Antisana, Pasochoa, Sincholagua, Cotopaxi, Ruminahui, Illinizas Corazón, Atacazo y Chimborazo.
Cartel del mirador de los volcanes en el cerro de Cruz Loma

Bien, pues a pesar de que la mayoría de las personas que visitan Quito suben a la Cruz Loma con el teleférico, algunas prefieren la subida a pie. Es un reto de 1.000 metros de desnivel que fascinara a aquellas personas que hacen del senderismo su afición. Subir hasta la cima no tiene más dificultad que el desnivel, para las personas que no deseen realizar todo ese esfuerzo, pueden dar un paseo (de subida, eso sí) muy agradable y sin grandes desniveles.

Rucu Pichincha desde la senda de ascenso
Senda con vista del Rucu Pichincha

Para comenzar la subida a la Cruz Loma desde el teleférico se debe partir desde la entrada al último y más elevado parking, o parqueadero. Una puerta da acceso a un camino ancho por el que se puede circular en vehículo 4×4 hasta la mitad del trayecto, más o menos, es el camino de acceso a una finca particular «La casita» donde podemos adquirir bebidas y algo de comer si aprieta el hambre o el cansancio.

Vamos subiendo de forma suave por el camino, andamos largo y subimos poco. El camino se hace fácil. Por el camino diferentes animales de granja, vacas, caballos y ovejas con alguna gallina despistada. Dejamos Quito abajo. Al fondo, Cayambe, Antisana, Cotopaxi, Chimborazo, Pasochoa, Corazón… Los volcanes que en algunas ocasiones son esquivos por la cantidad de nubes que los engullen.

A mitad de camino la pista se adentra por el bosque y se convierte en una senda con aspecto de barraquillo, es un poco más incómoda de subir por estar en «V» pero se lleva bien. Empiezan los desniveles más fuertes, sin ser exagerados, hasta llegar al Cerrro Cruz Loma.

Por el camino unas antena nos anuncian la llegada a la civilización. Una caseta destartalada y la música de los puestos de la estación del Teleférico nos anuncian que la cima está cerca.

Vista de Quito desde la cafetería de la estación del teleférico en el cerro Cruz Loma
Vista desde la cafetería del teleférico

Pasadas las antenas, un cruce con un camino para vehículos, seguimos recto y por fuerte pendiente, llegamos a uno de los miradores de la estación del teleférico. Toca descansar en uno de los cafés de la estación o admirando los productos de la tienda y puestos aledaños.

Objetivo cumplido en unas dos horas. Una vez descansados podemos disfrutar montando a caballo, en el columpio o en cualquiera de las mesas y bancos dispuestos para tomar un refrigerio mientras gozamos del paisaje.

Para finalizar la jornada se puede bajar por el mismo camino o tomar el teleférico.

Para las personas más en forma se puede seguir la ruta hacía el Rucu Pichincha, el volcán que destruyó quito aunque lleva un poco más de tiempo. Habrá que añadir otras dos horas más o menos sin contar la vuelta.

One thought on “Cruz Loma desde el Teleférico. Quito a tus pies.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *