Viajarracos: viajes, aventuras y experiencias.

Planes para viajes y aventuras ¡Añade experiencias a tu vida!

Recorre Trinidad en 2 días. Patrimonio de la Humanidad.

Desde Cienfuegos seguimos nuestro viaje hacia Trinidad. Teníamos unas altas expectativas por las referencias de otros amigos viajeros.

Trinidad es reconocida por su belleza histórica y arquitectónica. En 1988 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus calles empedradas y coloridas casas coloniales hacen de ella un lugar inolvidable.

Colorida calle de Trinidad
Calle típica en Trinidad

Trinidad es un lugar fascinante que combina historia, cultura y belleza natural, y su rica herencia colonial la convierte en uno de los destinos turísticos más populares de Cuba.

Por el camino los paisajes, los cultivos y las gentes hacen del viaje una entretenida clase de antropología.

Lo primero  sorprendió al llegar fue el empedrado de sus calles con esos coches de los cincuenta aparcados en cualquier calle. De hecho, es habitual pero con el entorno de Trinidad tienen un encanto especial. O eso me pareció a mí.

Coche clásico en una calle empedrada de Trinidad

Alojamiento

Nos alojamos en un Airb&b precioso Casa Magdalena. Una antigua casa muy bien preparada para alojar turistas como nosotros. En el centro, cerca de los restaurantes y la casa de la música.

Las casas de la música son un lugar de encuentro para bailar y socializar. Un agradable ambiente que nos deja un buen sabor de boca.

Al llegar, una vez instalados, un festival de música y un mercado artesanal nos recibió con gran alegría. Pensamos que los dos días que íbamos a pasar en Trinidad pero no fue así.

El resto del tiempo se tornó tranquilo y relajado. Paseos, buena comida, muy buena y tiempo para enfocar nuestros recuerdos en la cámara. Sorprendente nuestra estancia.

Alrededores de Trinidad

A pesar de la belleza del lugar quisimos acercarnos al mar. Con las recomendaciones de nuestra anfitriona llegamos unas playas solitarias e increíbles para hacer snorkel. Nos encantó.

imagen de garzas y flamencos en la laguna La Chorrera
Laguna La Chorrera camino a la playa.

De camino a Playa Ancón, un gran complejo turístico donde se puede hacer buceo en el que, sorprendentemente, hay que reservar con mucha antelación, encontramos la Playa de María Aguilar.

La zona hasta La Boca, la desembocadura del rio Guaurabo tiene una serie de playas y lugares para hacer snorkel. Bastante solitarias y con muchas rocas. No son muy grandes para tomar el sol pero muy tranquilas. La zona de La Boca está un poco contaminada.

Aunque no vimos mucha variedad de peces, el paisaje marino, lleno de canales y bancos de arena fue sensacional. Merece la pena seguir las recomendaciones de los lugareños, saben de qué hablan.

Charlar con las personas, dejarse aconsejar por las personas que viven y conocen los lugares que visitamos es parte del encanto. Te cuentan, te recomiendan, te asesoran y te dan un cariño y trato familiar sabiendo que, probablemente, no te van a volver a ver. Aunque siempre existen excepciones.

En las afueras de Trinidad también se encuentra el Valle de los Ingenios, un importante sitio arqueológico y paisajístico relacionado con la industria azucarera que le dio gran esplendor hasta el siglo XIX.

El resto del tiempo lo pasamos recorriendo las calles de la ciudad, viendo tiendas de artesanía y poco más. Por cierto, la artesanía de barro suele estar sin cocer, no apta para consumir alimentos.

Qué comer

Las masas son un plato delicioso y reconfortante, muy apreciado en la gastronomía cubana. Se suelen servir acompañadas de arroz blanco y frijoles negros, formando un plato completo y sabroso.

Para comer unas buenas masas os recomiendo el Restaurante San José en la Calle Gutiérrez. Muy rico todo. Nosotros repetimos.

También frente al alojamiento rural en el que nos alojamos el Adita Café tiene buenos platos y un trato estupendo.

Para tomar algo, la terraza de la Casa de la Música. También dan de comer pero no lo probamos.

Fueron dos días  de relax de camino a Cayo Coco Nuestro próximo destino, Morón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *