Viajarracos: viajes, aventuras y experiencias.

¡Añade experiencias a tu vida! Únete a nuestras aventuras y explora más allá de lo que te contaron

Descubre el Parque Natural de Cabo de Gata Níjar.

Descubre la naturaleza salvaje de la Costa de Almería: De Águilas al Cabo de Gata

En esta ocasión volvemos a Andalucía, a la apasionante Almería, mar, naturaleza salvaje y paisajes de ensueño en un solo viaje. Nuestro destino: Carboneras, dentro del Parque Natural Cabo de Gata – Níjar.

Vista panorámica de la costa del Parque Natural del Cabo de Gata -  Níjar
Parque Natural del Cabo de Gata – Nijar

La Costa de Almería y del Parque Natural de Cabo de Gata – Níjar.

A lo largo de millones de años, la costa de Almería se ha formado debido a la actividad tectónica y volcánica. La región del Cabo de Gata es el resultado de erupciones volcánicas que ocurrieron hace más de 10 millones de años. Estas actividades geológicas han creado un paisaje único de calas escondidas, formaciones rocosas impresionantes y playas de arena negra y dorada.

A pesar de las amenazas constantes que, desde la época de la dictadura franquista, han desarrollado los modelos turísticos basados en grandes urbanizaciones, existen rincones desde Águilas (Murcia) hasta el Cabo de Gata donde poder descansar con relativa tranquilidad.

Aparte de las playas a las que se puede acceder en coche o con un fácil y corto acceso, existen calas con aguas cristalinas a las que se accede por senderos y pequeños caminos o directamente desde el mar. La costa está formada por escarpados acantilados que favorecen la existencia de lugares fascinantes.

El tramo de la costa de Almería que se extiende desde Águilas hasta el inicio del Parque Natural del Cabo de Gata, sigue el modelo de grandes urbanizaciones cerca de las playas más accesibles y extensas. A partir de Mojácar es un paraíso para los amantes de la naturaleza y el mar. Aquí, el paisaje cambia drásticamente. Es la entrada norte del Parque Natural

Vista panorámica del Cabo de Gata desde el mirador de la Granatilla
Vista del Cabo de Gata desde el mirador de la Granatilla

El Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar, con sus formaciones volcánicas y su biodiversidad, es un espectáculo que no puedes perderte. Este parque es uno de los pocos lugares en Europa donde puedes experimentar un entorno semiárido en su máxima expresión. Un auténtico desierto salpicado de pequeñas poblaciones de color blanco.

Cabo de Gata. Pueblos pintorescos

Carboneras

Nuestra base de operaciones fue Carboneras, al norte del Parque Natural. Nos alojamos en El Posaero unos apartamentos turísticos en la parte alta de Carboneras, a 3 minutos de la playa, el castillo y el ayuntamiento. Muy céntrico y tranquilo. Con muchos servicios cerca (supermercado, sitios para desayunar, tapear, comer o cenar). Ana, nuestra amable anfitriona nos puso al día con los sitios que visitar, donde comer y que actividades podíamos hacer. En todo momento estuvo pendiente de nosotros.

Carboneras es una importante población de Almería. Desde sus humildes orígenes como pequeño pueblo pesquero, ha evolucionado hasta convertirse en una próspera ciudad costera con una cultura y una economía muy potente. Es la puerta al Cabo de Gata y sus increíbles paisajes.

Llegamos por la tarde con el tiempo justo para relajarnos un poquito, comprar algo de fruta y avituallamiento.

Después una vuelta para conocer el entorno cenar alguna cosilla, una visita al puerto, refrescarnos en algún barecillo y para casa. Al día siguiente había que bucear un ratillo.

Nuestro objetivo era conocer la zona por la que puntualmente habíamos pasado pero sin conocer a fondo. Si es que esto se puede conseguir en poco tiempo.

Fueron 5 días intensos que nos dejaron un buen sabor de boca.

¡Embárcate en una aventura inolvidable a lo largo de la costa de Almería, donde el mar cristalino, la naturaleza salvaje forjan paisajes de ensueño en cada rincón! Desde los encantos tranquilos de Águilas hasta la majestuosidad indómita del Cabo de Gata, esta región es un tesoro oculto que promete maravillar a los aventureros más exigentes.

Buceo en Carboneras: Un mundo submarino por descubrir.

Carboneras es un destino imperdible para los amantes del buceo. Sus aguas claras y su rica biodiversidad marina la convierten en el lugar perfecto para explorar el fondo del mar. Aquí puedes encontrar praderas de posidonia, coloridos arrecifes y una gran variedad de vida marina. Tanto si eres un buceador experimentado como si te estás iniciando en este deporte, las escuelas de buceo locales ofrecen cursos y excursiones que te permitirán descubrir la belleza oculta bajo las olas.

Hay 9 puntos de buceo en la Isla de San Andrés que van desde los 10 a los 29 metros de profundidad y para todos los niveles. La claridad del agua permite buena visibilidad y están llenas de vida. Pero esa fue mi experiencia, la naturaleza es impredecible. Para bautismos de buceo me parece un sitio ideal. La salida en barco a los puntos de buceo muy corta, perfecto.

El alquiler del material y las salidas las contraté con el Club de Buceo Carboneras. Gabi, el instructor jefe, un tipo genial. El resto del staff, sin palabras, atentos en cada momento a todo lo que necesitamos.

No conozco más puntos de buceo en la zona pero a la vista de la claridad del agua seguro que son igual de sorprendentes.

Actividades para todos los gustos en el Cabo de Gata

Además del buceo, la costa de Almería ofrece una amplia gama de actividades para todos los gustos. Desde senderismo y ciclismo en el Parque Natural del Cabo de Gata hasta paseos en kayak por sus tranquilas aguas, hay algo para cada tipo de aventurero. Los pueblos costeros, con sus casitas blancas y calles estrechas, son perfectos para pasear y descubrir la cultura local.

Desde Carboneras hicimos un road trip hasta, o mejor, desde San José. Decidimos ir hasta San José por la Autovía (45 minutos) y volver por la costa parando de vez en cuando para ver alguna cala, pueblo o lo que fuese, sin prisa para conocer algunos de los rincones más pintorescos y otros que no lo son tanto. Todos magníficos.

El Algarrobico: Una Historia de Controversia en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar

Cerca de Carboneras se encuentra «El Algarrobico» un hotel situado en la playa del mismo nombre. Su construcción ha sido objeto de una intensa polémica que ha durado más de una década, convirtiéndose en un símbolo de los conflictos entre el desarrollo turístico y la conservación medioambiental.

Breve resumen de lo ocurrido

El proyecto del hotel El Algarrobico comenzó en 2003, cuando la empresa Azata del Sol inició la construcción de un gran complejo hotelero de 20 plantas y 411 habitaciones. Sin embargo, la ubicación del hotel, dentro de un parque natural protegido, rápidamente generó oposición. Organizaciones ecologistas como Greenpeace y Ecologistas en Acción denunciaron la construcción por considerarla ilegal y dañina para el medio ambiente.

En 2006, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dictaminó que el hotel infringía las leyes de protección medioambiental, ya que estaba situado dentro de una zona de especial protección. Este fallo dio inicio a una serie de litigios y resoluciones judiciales contradictorias. En 2016, el Tribunal Supremo confirmó la ilegalidad del hotel, pero la demolición se ha retrasado debido a diversas complicaciones legales y administrativas.

Estado actual de la playa y entorno

A día de hoy, el hotel El Algarrobico permanece en pie, aunque deshabitado y sin funcionar. La playa de El Algarrobico y su entorno han sufrido un considerable impacto medioambiental debido a la construcción y abandono del hotel. Sin embargo, la naturaleza ha comenzado a recuperarse lentamente. La playa, caracterizada por su arena oscura y su ubicación en un paraje natural espectacular, sigue siendo un lugar de interés para los visitantes que quieren disfrutar de un buen baño en el mar.

El futuro del hotel y de la playa de El Algarrobico sigue siendo incierto. Mientras tanto, el caso sigue siendo un ejemplo emblemático de la necesidad de equilibrar el desarrollo económico con la protección del medio ambiente, y un recordatorio de los desafíos legales y administrativos que pueden surgir en torno a proyectos de gran envergadura en zonas protegidas.

San José

San José es la población desde la que se accede a las famosas playas de los Genoveses y Monsul. Famosas por su belleza y filmografía ya que han aparecido en multitud de películas:

  • El bulevar del ron (1971),
  •  Ana Caulder (1971),
  • El viento y el león (1975),
  • Cristóbal Colón, de oficio… descubridor (1982),
  • La Historia Interminable (1984)
  • Las aventuras del Barón de Munchausen(1988)
  • Indiana Jones y la última cruzada, (1989)
  • El Niño (2014)
  • Resucitado (2016).

Aunque no son los únicos escenarios que han utilizado las playas de Almería para rodar sus películas. Eso sin tener en cuenta los espagueti western que se filmaron en el Desierto de Tabernas. Pero eso es otra historia.

Parque natural Cabo de Gata Níjar. Playa de San José con el puerto al fondo
San José

San José es un pequeño pueblo, ahora muy turístico con una pequeña playa de arena con pequeños edificios de estilo setentero hasta la misma playa. Los restaurantes con buena calidad en la comida pero con precios algo elevados para la media del resto de las poblaciones del Parque Natural Cabo de Gata – Níjar.

Níjar

Níjar es una población interior, aunque su municipio llega hasta el mar, es uno de los más grandes de España. Gran parte del Parque Natural Cabo de Gata – Níjar está en su municipio. Tiene una población de unos 30.000 habitantes y está rodeado de invernaderos, quizá la parte menos bonita del municipio.

Níjar es famosa por su cerámica, alfarería, espartería y las jarapas, una especie de manta hecha con hilos reciclados de trapos y telas que ya no se usan. Su confección es tradicional, de cuando se reciclaba y todo era más sostenible.

Calle de los alrededores de la iglesia con casas encaladas
Iglesia mudéjar de Níjar

El Barrio de los Artesanos, situado en el corazón del casco antiguo, es un enclave pintoresco donde se encuentran numerosos talleres y tiendas que exhiben y venden estas artesanías. Pasear por sus calles es como retroceder en el tiempo, ya que los artesanos continúan utilizando técnicas tradicionales que han sido transmitidas de generación en generación.

En lo alto del pueblo la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, un edificio de estilo mudéjar que data del siglo XVI.

Los alrededores de la iglesia, con calles empedradas y casas encaladas que reflejan la típica arquitectura andaluza. En esta zona, es común encontrar pequeñas tiendas y talleres que complementan la oferta artesanal del Barrio de los Artesanos. Un barrio encantador.

Níjar también destaca por su entorno natural. El Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, que forma parte del municipio, es una de las zonas más impresionantes de la región, con paisajes volcánicos, acantilados abruptos y playas vírgenes. Este contraste entre la riqueza cultural del casco antiguo y la belleza natural de sus alrededores hace de Níjar un destino único, atrayendo a visitantes interesados en la historia, la cultura y la naturaleza.

Níjar es un lugar donde la tradición y la naturaleza se entrelazan, ofreciendo una experiencia única a quienes la visitan.

La Isleta del Moro: Un Tesoro Costero en Almería

Un pequeño y pintoresco pueblo pesquero con una población que ronda los 200 habitantes, este enclave costero destaca por su autenticidad y tranquilidad.

La pesca sigue siendo una actividad importante, a pesar del incremento del turismo. Los pescadores locales son conocidos por sus capturas de calidad, especialmente el pulpo y otros mariscos que luego sirven en los restaurantes locales.

El Fondeadero de la Isleta

El fondeadero de la Isleta del Moro es un punto clave para los pescadores y navegantes que llegan a esta zona. Protegido por una pequeña península rocosa que se adentra en el mar, ofrece un refugio seguro para las embarcaciones. Desde aquí, se pueden admirar las impresionantes vistas del mar Mediterráneo y las formaciones volcánicas que caracterizan el paisaje del Cabo de Gata. Este fondeadero no solo es esencial para la actividad pesquera, sino también un lugar popular para los aficionados a los deportes náuticos, como el kayak y el buceo.

Vista del Fondeadero de la Isleta del Moro  en el parque natural de cabo de gata níjar desde el restaurante la Isleta
Fondeadero de la Isleta del Moro

Rodalquilar

El pueblo es conocido principalmente por las antiguas minas de oro, que estuvieron en funcionamiento hasta mediados del siglo XX. Hoy en día, las ruinas de estas minas y el Museo Geominero ofrecen una fascinante mirada al pasado minero de la región. El paisaje de Rodalquilar es una mezcla de belleza natural y vestigios industriales, con impresionantes colinas, formaciones rocosas y flora típica del desierto almeriense.

El Jardín Botánico El Albardinal es otra atracción notable, donde se puede apreciar la diversidad de la flora autóctona. Las cercanas playas, como el Playazo de Rodalquilar, con sus aguas cristalinas y su ambiente tranquilo, son ideales para disfrutar del sol y el mar.

Playas del Parque Natural Cabo de Gata – Níjar

El Parque Natural Cabo de Gata – Níjar está lleno de pequeñas playas de arenas negras, doradas y de piedras. Todas con aguas transparentes que animan al buceo y el snorkel. Playas con poco espacio pero encantadoras. Para los madrugadores con increíbles amaneceres.

Os voy a dejar una pequeña reseña de algunas de las playas más importantes y famosas del parque natural, el resto os las dejo descubrir a vosotros.

Playa de los Muertos

Situada en el municipio de Carboneras es una de las playas más impresionantes y conocidas de la provincia. Su nombre, que puede sonar sombrío, tiene diversas teorías de origen, una de las más aceptadas es que antiguamente llegaban a sus costas los cuerpos de náufragos debido a las corrientes marinas.

Otra de las teorías dice que la gente al acercase a la sombra del acantilado moría a causa de las heridas producidas por las piedras que caen de este.

En todo caso este paraje natural destaca por su belleza salvaje y su entorno virgen. La playa está rodeada de colinas y acantilados que ofrecen vistas espectaculares del Mediterráneo. Sus aguas cristalinas y turquesas, junto con su arena blanca y fina, hacen de ella un lugar ideal para el baño y el snorkel, permitiendo observar una rica fauna marina.

Vista desde el mirador de la playa de los muertos en Carboneras en el Parque Natural del Cabo de Gata Níjar
Playa de los Muertos en Carboneras

El acceso a la Playa de los Muertos requiere una caminata de unos 20 minutos desde el aparcamiento (de pago en temporada alta), descendiendo por un sendero empinado. Gracias a esto está menos concurrida es más tranquila y aislada.

La playa no cuenta con servicios como chiringuitos o alquiler de hamacas, lo que contribuye a su estado natural y limpio. Es recomendable llevar provisiones y estar preparado para pasar un día completo disfrutando del sol y el mar.

La Playa de los Muertos es considerada una de las mejores playas de España, siendo un destino obligado para los amantes de la naturaleza y la tranquilidad.

Playazo de Rodalquilar

Situado cerca del pintoresco pueblo de Rodalquilar, este tramo de costa es famoso por su arena dorada y sus aguas cristalinas y turquesas, como todas las playas del Parque Natural Cabo de Gata – Níjar es ideal para el baño y el snorkel.

Una de las características más notables del Playazo de Rodalquilar es su entorno natural protegido. Rodeado de dunas y formaciones rocosas, el paisaje ofrece un contraste impresionante entre el desierto almeriense y el azul del mar Mediterráneo. Además, en uno de los extremos de la playa se encuentra el histórico Castillo de San Ramón, una fortificación del siglo XVIII que añade un toque de historia y misterio al lugar.

El acceso al Playazo es relativamente fácil, ya que se puede llegar en coche hasta un aparcamiento cercano, seguido de una corta caminata. La playa cuenta con algunas comodidades básicas como aseos y papeleras, pero carece de servicios como chiringuitos o alquiler de hamacas.

Cala de la Isleta del Moro

La playa de la Isleta del Moro es una joya natural. De arena fina y aguas cristalinas, es ideal para bañistas y submarinistas. La claridad del agua permite una excelente visibilidad, haciendo de este lugar un paraíso para el snorkel. La playa está flanqueada por formaciones rocosas y pequeñas calas que invitan a la exploración y al descanso.

Está dentro de la población por lo que el acceso a todo tipo de servicios está garantizado. Es una playa pequeñita con lo que en verano es posible que esté muy concurrida.

Aún así es n lugar ideal para pasar unos días junto al mar disfrutando de la tranquilidad y la gastronomía.

Cala Higuera

Esta cala, rodeada de acantilados y vegetación típica del parque, ofrece un refugio perfecto para quienes buscan escapar del bullicio turístico.

Sus aguas cristalinas y su fondo marino rico en biodiversidad la convierten en un lugar ideal para el snorkel y el buceo, permitiendo a los visitantes explorar un fascinante mundo submarino. La playa está compuesta por arena y guijarros.

Vista de la costa del cabo de gata desde cala higuera
Cala Higuera

El acceso a Cala Higuera es por un camino en pésimo estado que permite llegar en coche hasta un aparcamiento cercano, seguido de una corta caminata. También se puede llegar caminando tranquilamente un buen ratito.

Sin servicios turísticos salvo un pequeño establecimiento hotelero, «El refugio de Cala Higuera» que tiene su propio parquin sólo para clientes.

Esta es la tónica de casi todos los lugares de baño, con el acceso más o menos fácil pero siempre acaba en un camino que nos deja en la playa.

Playa de Mónsul

Un de las playas más icónicas del Cabo de Gata junto con la de los Genoveses. Conocida por su espectacular paisaje volcánico, la Playa de Mónsul es famosa por su gran duna de arena fina y su singular roca volcánica que se adentra en el mar, conocida como «la Peineta». Esta playa ha sido escenario de numerosas películas como ya he comentado. Sus aguas cristalinas y tranquilas son ideales para el baño y el snorkel, permitiendo a los visitantes explorar un rico ecosistema marino.

Para acceder a la playa de Mónsul y a la de los Genoveses es preciso pagar una cuota para el parking cercano. ¡Ojo! tiene un aforo limitado para vehículos. Después, un corto camino a pie nos deja en la playa.

Existe la posibilidad de coger un autobús desde el pueblo de San José que nos deja en el aparcamiento. Se puede ir andando pero la caminata es bastante larga

La playa carece de servicios turísticos, lo que mantiene su estado virgen y su atmósfera tranquila. Es recomendable llevar provisiones y protección solar para disfrutar de un día completo en este paraíso natural.

Playa de los Genoveses.

Situada en una amplia bahía rodeada de colinas y dunas, la Playa de los Genoveses ofrece una de las vistas más impresionantes del Parque Natural. Su nombre proviene de una flota genovesa que ancló en esta bahía en el siglo XII.

La playa, de arena dorada y fina, se extiende a lo largo de más de un kilómetro, proporcionando mucho espacio para relajarse y disfrutar del entorno. Sus aguas poco profundas y transparentes son perfectas para el baño, especialmente para familias con niños. El acceso a los Genoveses es igual que a la playa de Mónsul. Tampoco cuenta con servicios turísticos, por lo que es aconsejable llevar comida, agua y protección solar.

Playas de Mojacar

Lance Nuevo, la Parata y otras playas de Mojacar son conocidas por su ambiente más animado, con una oferta de chiringuitos y servicios turísticos que las hacen perfectas para quienes buscan comodidad y diversión.

Todas las playas de Mojácar cuentan con fácil acceso y aparcamiento cercano, servicios de restauración y hoteleros lo que las convierte en una opción conveniente para disfrutar de un día bajo el sol. Típicas playas de zonas con una planificación urbanística para el turismo de masas.

Playa de San Pedro

Es una cala remota y virgen conocida por su belleza natural y su ambiente tranquilo. Esta playa, accesible solo a pie, en barco o en kayak, ofrece una experiencia única lejos del bullicio turístico.

Las ruinas del antiguo castillo y del cortijo de San Pedro añaden un toque histórico y pintoresco al entorno.

La falta de servicios turísticos en la playa mantiene su estado salvaje, por lo que es recomendable llevar provisiones y estar preparado para pasar un día en plena naturaleza.

Gastronomía que deleita los sentidos.

La gastronomía combina sabores mediterráneos con influencias árabes. Es imprescindible probar platos de pescado fresco y marisco.

Paseando el primer día por la playa, reservamos para comer una paella en el hotel restaurante Las Palmas. Un negocio familiar con alojamientos de diferentes categorías. Por cierto, la paella, muy, muy rica.

Otros sitios recomendables y muy bien de precio son la terraza del Restaurante Felipe, tiene varios locales en el mismo lugar; Los Boliches, junto al castillo, buen desayuno y buena comida; La Marina entre la administración de loterías y hogar del jubilado, buena tapa; en frente, para desayunar, la Churrería Rocío, churros recién hechos.

Vista de unas gambas y limón en una paella en el Hotel Restaurante Las Palmas en Carbonera
Paella en el Hotel Restaurante Las Palmas en Carboneras.

Otro de los lugares que nos recomendaron pero no pudimos ir, el Restaurante Chiringuito J. Mariano (también el dueño de los apartamentos El Posaero) en la esquina de la Calle Nueva y el paseo marítimo. Muy buena pinta pero no nos dio tiempo a probar.

A todos los demás nos fue imposible llegar.

En La Isleta del Moro, famoso por el marisco fresco, el Restaurante La Isleta a pie de puerto es un lugar ideal para degustarlo con unas vistas al Fondeadero de la Isleta maravillosas.

En San José comimos maravillosamente bien en el Restaurante 4 Nudos, en el puerto deportivo. Una comida estupenda. Eso sí, el precio fue el más caro de la zona.

En la Playa del Lance Nuevo entre Ventanicas- El Cantal y la Parata (Mojácar) cenamos en el Restaurante Bellavista. Todo estaba bastante rico. Un sitio encantador lleno de jubilados ingleses. Se cena bien.

Sin embargo, pinchamos en el chiringuito de la playa de Agua Amarga (El Playa Restaurante) que hay junto al parking. Un desastre: sin tapa, caro y mal servicio. Dejamos la cerveza a medias. Un fiasco.

Planifica tu escapada perfecta al Parque Natural del Cabo de Gata – Níjar

La costa de Almería, con su impresionante belleza natural y su rica oferta cultural y gastronómica, es el destino ideal para unas vacaciones inolvidables. Ya sea que busques relajarte en la playa, explorar el mundo submarino, o deleitarte con la cocina local, esta región tiene todo lo que necesitas para una escapada perfecta.

¡No esperes más y descubre el Parque Natural del Cabo de Gata – Níjar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *