Viajarracos: viajes, aventuras y experiencias.

Planes para viajes y aventuras ¡Añade experiencias a tu vida!

French Quarter New Orleans. No solo jazz.

Aunque es totalmente diferente a Miami, en New Orleans no es oro todo lo que parece. Es un destino turístico de primer orden en los Estados Unidos, sobre todo el French Quarter de New Orleans. Para el resto del mundo también es un destino cultural y jazzístico.

Mi primera impresión no fue esa. Me dio la sensación de estar en el casco viejo de Zaragoza (quién haya estado sabe muy bien de qué estamos hablando) pero con las calles más anchas y un horario más amplio, las 24 horas. Al French Quarter de New Orleans se viene a beber, fumar marihuana e irse de juerga.

Banda de músicos en las calles de New Orleans
Banda Callejera

Por el día todo está más tranquilo. No puedo ni imaginar cómo debe ponerse en el Mardi Gras, el martes de carnaval. Para otra ocasión será.  Aunque muchos de los establecimientos tienen música en vivo, no son lugares para disfrutar de las melodías que los artistas ofrecen. Por el contrario, las bandas y artistas callejeros, en los alrededores de Bourbon Street, ofrecen improvisados conciertos que, en ocasiones, son de gran calidad.

La ciudad es pequeña, muy bonita y muy turística e ideal para pasear. Para los fotógrafos, un paraíso. Casas de colores, gente por las calles, grandes mansiones…

El primer día fuimos caminando en 10 minutos desde el hotel Fairfields en Baronne St hasta la calle Bourbon St situada en el French Quarter de New Orleans. Bourbon Street es la calle donde se encuentran la mayoría de los locales restaurantes y bares con apertura continua y donde más alcohol se consume. Como era temprano lo que vimos por la mañana fueron camiones de reparto y relaciones públicas intentando atraerte a su local, el negocio no para, te ofrecen comida y, cómo no, bebida, todo tipo de cócteles ¡A las 11 de la mañana!

Gente paseando por Bourbon St
Bourbon St a primeras horas de la tarde

Nos costó bastante encontrar un local para tomar el café, lo encontramos cerca del río, no sin antes preguntar al menos media docena de veces ¿Es que nadie toma café en New Orleans? El local se llamaba Café Maspero. Bastante económico y concurrido ¿Sería esa la razón? En frente, en uno de los edificios de la Jackson Brewing Company,  Kilwins, una heladería o chocolatería, no sé muy bien pero todo está buenísimo, los helados y los chocolates. Soy un poco laminero, lo sé.

En el edificio de al lado, también de la Jackson Brewing Company, hay una terraza con unas vistas maravillosas sobre Jackson Square y el río. Un lugar perfecto para tomar una cerveza después de pasear junto al Misisipí. Sobre todo, si pillas la happy hour.

Por la tarde, la calle se llena de gente que bebe sin parar hasta estar borracha, sobre todo los fines de semana. Beben margaritas y otros cócteles en una especie de probeta gigante de colores fluorescentes. En new Orleans se puede beber libremente en la calle, no como en el resto del país. Quizá por eso la gente bebe de forma desmedida. Un lugar genial para las despedidas de soltero y farras jovenzanas que todos nos hemos corrido.

French Quarter New Orleans.

El barrio francés (French Quarter) está delimitado por dos grandes avenidas, Explanada Ave y Canal St, el río y Rampart St . Está construido de forma muy cuadriculada, la famosa Bourbon Street es el centro y paralelas y perpendiculares el resto de las calles, no hay pérdida en las calles aledañas a la principal más bares y restaurantes, galerías de arte, tiendas de souvenirs y gente tocando por la calle. Son mucho más agradables para pasear. El barrio francés llega hasta el río Misisipí, en el muelle se pueden comprar pasajes para recorrer el río mientras se disfruta de una comida.

Vista d Jackson Square desde la terraza de la  Jackson Brewing Company, cervecería junto al río Misisipí
Jackson Square desde la terraza de Jackson Brewing Company

Para orientarse en el French Quarter de New Orleans, es fácil, bajando por casi cualquier calle perpendicular a Bourbon Street llegamos hasta el Misisipí. Junto al río, se encuentra también la catedral separada de él por Jackson Square, una plaza ajardinada perfecta para descansar a la sombra. Las vías del tranvía y un dique que separa la ciudad del Misisipí. La catedral no tiene mucho interés arquitectónico ni decorativo pero su entorno está lleno de músicos y pintores; algún restaurante y uno de los cafés más famosos de Nola (New Orleans para los nativos). El café Du monde, situado al comienzo del mercado francés, se pueden tomar los breignets buñuelos literalmente cubiertos de azúcar glasé, el café no es muy rico pero sí muy caliente.

El mercado francés o Shops of the Colonnade, antes mercado de abastos, está lleno de tiendas de artesanía y souvenirs. Está separado en dos edificios al borde Del Río, el primero ocupado por el Café du Monde y alguna tienda de artesanía, un edificio cerrado y porticado. El segundo, abierto, con más tiendas y algún puesto de comida. Nada que ver con la idea de un mercado tradicional.

Esta es mi visión del French Quarter de New Orleans. Si queréis una visita guiada con más detalles tenéis multiples tours para viajar a vuestro gusto. Os dejo este enlace para los que son de ese palo: Tours en New Orleans.

One thought on “French Quarter New Orleans. No solo jazz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *