Viajarracos: viajes, aventuras y experiencias.

Planes para viajes y aventuras ¡Añade experiencias a tu vida!

Cómo preparar un viaje sin morir en el intento.

Preparar un viaje sin sorpresas, o no.

Esto no es una guía para preparar un viaje, es la forma en que yo lo hago. Una visión particular de cómo preparar un viaje y no morir en el intento. Partiendo de esta premisa y mi carácter de improvisador nato, voy a relatar como preparo mis viajes, que webs visito y el procedimiento que utilizo para llevar a cabo un viaje de larga distancia y para los que no son tan largos, sin sorpresas desagradables pero sin perder la frescura de la improvisación. Un poco de riesgo, buenas anécdotas y recuerdos.

1. Destino.

Para preparar un viaje y no morir en el intento, el destino, normalmente, es lo primero. Yo lo hago en función de las fechas que tengo disponibles o la pasta que tengo. Suelo tener una horquilla de fechas bastante amplia, eso ayuda, lo de la pasta es otra cosa. Dos viajes muy seguidos pueden arruinar a cualquiera, aunque siempre intentamos la opción más económica.

2. Transporte.

El siguiente paso es el transporte, si es larga distancia, el avión es lo más común y rápido. Páginas que te permiten comparar viajes y encontrar el viaje más económico. Atención a las reservas unas son con equipaje para facturar, maleta de cabina o solo bolsa de mano ¡Cuidado! A mí me ha pasado, llenar la maleta demasiado y tener que rehacer el equipaje o pagar por él.

Si quieres buscar vuelos baratos puedes intentarlo en el siguiente enlace: Comparador de vuelos.

Si las distancias son cortas (menos de 2.000 km) puedes plantearte otros medios de transporte.

El autobús para moverte por Europa y Estados Unidos es de lo más económico, esta compañía es baratísima. He viajado por 10 € Zaragoza Toulouse en Flixbus. También opera en USA. Para moverte por Latinoamérica el transporte público en bus también es muy económico.

Para preparar un viaje en autobús debes enterarte bien de las conexiones y, algo que no se tiene muy en cuenta en ocasiones, las frecuencias. A veces el autobús que te lleva a tu destino no llega todos los días o no te deja en el lugar exacto. Hay que planificar y plantearse alternativas.

Preparar un viaje utilizando tu propio vehículo o un vehículo de alquiler, es algo que siempre me planteo cuando voy en grupo, así los costes del transporte se pueden repartir. Si las fechas no son en temporada alta los vehículos de alquiler no salen muy caros. Incluso cuando vamos 3, 4 o 5 personas a coger un vuelo a Madrid o Barcelona, alquilamos un coche que dejamos en el aeropuerto y nos sale más económico y cómodo que el tren o el autobús.

El tren también es una opción para moverse en España y Europa, el AVE en España es muy rápido, no queda otra o es complicado y lento. En Francia el TGV es muy buena opción e infinitamente más barata que el AVE en España. Por ejemplo, preparar un viaje a París, puede salir muy económico haciendo parte en autobús o vehículo propio hasta algún lugar de Francia y luego coger el TGV.

El barco (no contamos los cruceros) resulta más caro pero es una buena opción para grupos que llevan vehículo propio. Buscando se pueden encontrar buenas ofertas.

Se pueden combinar las opciones y conseguir muy buenas oportunidades.

3. Planificación

Una vez reservados los pasajes lo que queda es plantear el tipo de viaje:

  • Recorremos un área en coche de alquiler o propio si hemos embarcado con vehículo: en este caso vamos reservando de un día para otro los hoteles o apartamentos en el camino. Esta opción es la que más me gusta porque puedes quedarte más tiempo en el lugar en el que más disfrutas, sin agobios. Aquí tienes una excelente opción, sobre todo si buscas un alojamiento con desayuno incluido.
  • Visitamos un área desde un punto cercano a los sitios que más nos gustan y, si alguno queda alejado, nos movemos a otro lugar.
  • Visitamos una ciudad, esto es fácil, buscamos algo céntrico y económico (a veces es imposible) para movernos caminando a los lugares que más nos interesan. Cuando no es posible, hay que buscar buen transporte. Para esta opción tiramos de airbnb.
Renta un auto y haz tuyo el camino

Esto en cuanto a la logística. Qué ver, qué hacer, etcétera, lo hago investigando por internet, para eso los blog de viajes son mi mejor herramienta. También algún folleto de viajes exclusivos o guías de viaje, en concreto las Gallimard , editorial francesa pero con el espíritu de aquellas guías del trotamundos que tanto hemos utilizado los que tenemos cierta edad, la nuevas, la verdad, no son iguales, son una guía más.

Y ya está. Para viajar me gusta dejar cosas a la aventura, preparar mis viajes me estresa un poco. No soy de horarios estrictos, ni de trayectos fijos, un viaje de 2 horas en coche me puede costar 5, el viaje también es para disfrutar y visitar nuevos lugares; no pongo el despertador, no porque no madrugue sino porque no me ato a un horario (salvo reservas concretas); huyo de las colas, especialmente en los lugares más turísticos, aunque también he estado esperando 3 horas en Berlín, con frío de diciembre, en la calle, para comer el que dicen, es el mejor kebab del mundo, no lo repetiría; me gusta caminar y hablar con todo el mundo, soy un tipo de barrio !Qué le voy a hacer!

4. Buscar información.

Claro está que hace falta buscar información de lo que hay que ver en los lugares que visitamos. Busco la información en los blog de viajes de personas que ya han estado allí. Echo un vistazo a lo vídeos del youtube y reportajes de viajes en alguna cadena de tv. Las web de turismo oficiales de los lugares que voy a visitar y páginas de agencias y excursiones como la de Civitatis donde te lo dan todo hecho. Si es tu preferencia o tienes poco tiempo para visitar algún lugar, puede ser una buena opción.

El presupuesto es otra cosa.